Uprising Art est partenaire média de la première édition de la BIAC, Biennale Internationale d’Art Contemporain de Martinique, qui se tient du 22 novembre 2013 au 15 janvier 2014 et dont le thème est « De la Résonance du Cri Littéraire dans les Arts Visuels ». A ce titre, Uprising effectue un reportage à la Martinique du 19 au 26 novembre et conduit une série d’interviews de l’équipe organisatrice, des commissaires invités, des artistes en résidence et des artistes exposant dans les Pavillons International et de la Martinique.

Suivez-nous pour en savoir plus sur les coulisses et le déroulement des événements.

BIAClogo

En exclusivité une interview de
Carlos Estevez, artiste cubain
Parcours In-Situ et En résidence
En espagnol

Esta es la primera edición de la BIAC en Martinica. ¿Cuál es la importancia de tal evento?

Estos eventos son sumamente importantes en varios sentidos. Primeramente son una fiesta del arte para el público y los artistas. Al no tener connotaciones comerciales, las presiones económicas son solo para los organizadores, lo cual se traduce en experimentación e intercambios plenos entre artistas y público. Segundo, esta es la posibilidad de reunir en un punto geográfico el quehacer de artistas de diferentes latitudes. Finalmente, cuando los eventos tienen calidad y están bien organizados crean un precedente cultural e histórico incentivando una expectativa local e internacional.

Usted está en residencia en la bienal y presenta una propuesta artística en la Biblioteca Schoelcher de Fort-de-France. ¿Qué nos puede decir sobre esa obra?

Mi participación en la Bienal es muy variada. Voy a presentar una obra para la Biblioteca Schoelcher, que consiste en un papalote gigante (es la pieza más grande que he realizado en mi carrera, mide 6m x 4m). Esta obra está muy relacionada al tema de la bienal: “La relación entre la literatura y el arte”. Flying Notebook representa la conexión de mi producción visual con las letras. La obra en sí es una compilación de las páginas de mis cuadernos de notas, ejercicio que realizo desde que era estudiante. Estas notas son la fuente o el laboratorio donde se gesta mi obra. Estos dibujos conforman la pantalla del papalote, que será instalado flotando en el aire y los espectadores podrán leer y observar los dibujos desde el suelo con unos binoculares que estarán disponibles en la sala.

Carlos Estevez, Flying Notebook, 2013 © Carlos Estevez

Carlos Estevez, Flying Notebook, 2013 © Carlos Estevez

También impartiré unos workshops sobre la construcción de máscaras con objetos encontrados a grupos de niños.

La obra es una escultura, medio hacia el cual ha desarrollado bastante su trabajo los últimos tiempos…

La pieza Flying Notebook es una mezcla de escultura y dibujo. Es algo que he realizado durante toda mi carrera; me interesa mucho como los medios transgreden sus fronteras en función de un proyecto específico.

¿La pintura sigue siendo un medio de expresión mayor para usted?

Mi trabajo se desarrolla en el lenguaje visual: la pintura, el dibujo, la escultura y la instalación son medios que uso alternativamente durante mi proceso creativo.

Carlos Estevez, El Misterio de la Inmensidad, 2013 © Carlos Estevez

Carlos Estevez, El Misterio de la Inmensidad, 2013 © Carlos Estevez

¿Cómo la escultura la completa?

Digamos que depende mucho de las ideas. Las ideas tienen su medio idóneo de expresión, y esto es lo que busco. La escultura en particular tiene el aspecto de lo materico, lo que adiciona un significado diferente. Cada medio tiene sus elementos de expresión particulares, es el repertorio que uso para formular mis mensajes.

¿Qué desafíos ha encontrado en la concepción y construcción de esa pieza?

Esta pieza ha sido un dolor de cabeza. La idea me invadió a partir de la oferta que era sumamente seductora: hacer una obra para la biblioteca, que es además un edifico precioso y tiene una gran importancia histórica para Martinica. Esa primera fase fue fácil, fue como una iluminación…, el problema comenzó después en el proceso de realización. Ahí vivieron la secuencia de desvelos los dibujos y los estudios ingenieriles de cómo hacer una pieza tan grande y compleja. Consulté a varios amigos escultores y pusieron cara de dificultad, la batalla que se avecinada sería ardua, pero el proyecto y la ilusión de ver este papalote gigante fue más fuerte. Actualmente está listo esperando para ser trasportado e instalado en la biblioteca. La historia es larga, el día a día fue agotador pero el resultado muy reconfortante. Estoy muy feliz con la pieza.

Carlos Estevez, Flying Notebook en la Biblioteca Schoelcher, 2013 © Uprising Art

Carlos Estevez, Flying Notebook en la Biblioteca Schoelcher, 2013 © Uprising Art

¿Cuáles fueron sus fuentes de inspiración?

Yo hacía y volaba papalotes en mi infancia. Una vez hice uno que era más grande que yo. Este es como la realización de un sueño guardado por mucho tiempo.

¿Ha tenido en cuenta el tema de la bienal – De la résonance du cri littéraire en arts visuels – a la hora de pensar su obra?

La literatura siempre ha sido el combustible principal de mi trabajo. La literatura es un universo que tiene la peculiaridad de ofrecer un espacio metafísico. Cuando leemos nos encontramos con el mundo que nos ofrece el autor (la estructura, el contexto y ciertas direcciones), pero esos espacios son invisibles, nosotros tenemos que imaginar rostros y locaciones a partir de la descripción, como si fuera un juguete para armar.

Carlos Estevez, Intention de Redencion, 2013 © Carlos Estevez

Carlos Estevez, Intention de Redencion, 2013 © Carlos Estevez

Las residencias establecidas por la BIAC también funcionan como proyectos sociales y artísticos pues involucran talleres. En su caso, los talleres impartidos se han dados a niños de 8 a 10 años. ¿Cómo fue esa experiencia?

Seleccione a niños de esa edad porque a mi juicio es una edad muy creativa, posiblemente para muchos de ellos la más creativa de sus vidas, cuando crecen aprenden a reproducir y pierden su gracia natural.

Usted es un artista cubano que radica en los EE.UU. ¿A su parecer que desafíos mayores el arte contemporáneo caribeño tendrá que enfrentar para seguir insertándose en la escena internacional?

Yo quisiera ser un artista del mundo que vive en el planeta tierra. Pienso que las clasificaciones sirven desde el punto de vista académico para estudios históricos y sociológicos y definitivamente hay un aspecto cultural muy complejo que define el arte caribeño, o más general al arte latinoamericano pero a cierto punto estas clasificaciones se pueden convertir en un estigma. Es un tema muy controversial. Para mí lo importante del arte es su capacidad de comunicar más allá del tiempo y del espacio. Las artes visuales están representadas por entidades individuales, estos individuos son los que se insertan en el panorama internacional, en dependencia de su calidad artística o los caprichos de la moda.

Carlos Estevez, Elephant Moon, 2013 © Carlos Estevez

Carlos Estevez, Elephant Moon, 2013 © Carlos Estevez

¿Cuáles son sus proyectos?

Estoy trabajando en un proyecto personal el próximo año en una galería en New Jersey y en el 2015 tendré una exposición más grande y ambiciosa en el Patricia and Phillip Frost Art Museum en Miami junto a la publicación de una monografía sobre mi trabajo escrito por la historiadora de arte Carol Damián.

Más sobre el artista (biografía, exposiciones, bienales)

Par Clelia Coussonnet

Octobre 2013

Crédits photographie à la une : © Carlos Estevez